Los mercados financieros

Los mercados financieros explicados

La economía mundial se mueve en función de los mercados financieros. A pesar del profundo impacto que tienen los mercados financieros en nuestras vidas, es un tema poco conocido, principalmente por la abundancia de términos técnicos. Sin embargo, con un poco de interés es posible aprender en poco tiempo sobre este tema tan relevante.

Cuando hablamos de mercados financieros nos referimos a aquellos lugares, donde compradores y vendedores intercambian activos. En otras palabras, en los mercados financieros los comerciantes compran y venden activos y productos financieros. Estos activos pueden ser:

Acciones: tener una acción significa participar en la propiedad de la empresa y compartir sus ganancias y pérdidas. Las acciones no tienen fecha de caducidad y solo pueden ser vendidos.

Bonos: un bono es un instrumento de deuda, que puede ser vendido por empresas o gobiernos para recaudar fondos para proyectos a corto plazo. Un bono es un documento legal que indica el dinero que el inversionista le ha prestado al prestatario y la cantidad cuando se debe devolver (más los intereses) y la fecha de vencimiento del bono.

Derivados: son instrumentos o productos financieros cuyo precio se deriva del precio de otro activo, llamado subyacente. Los derivados son básicamente contratos vinculados con un activo con verdadero valor.

Divisas: es la moneda o unidad monetaria de un país específica como, por ejemplo, el dólar y el euro. Las divisas funcionan como una unidad de cambio que facilita la transferencia de bienes y servicios y pueden ser intercambiadas entre ellas.

Materias primas: son materiales extraídos de la naturaleza que luego se emplearan para producir bienes o servicios, como, por ejemplo, el petróleo, gas, oro, cobre, entre otros.

Criptomonedas: también conocido como criptoactivos como el bitcoin, son medios digitales de intercambio que usan criptografía para asegurar las transacciones financieras, controlar la creación de unidades adicionales y verificar la transferencia de activos.

Características de los mercados financieros

Los mercados financieros pueden ser lugares físicos como la Bolsa de Valores de Nueva York o virtuales como el NASDAQ. Además, existen dos características importantes que definen estos mercados: los mercados financieros son públicos y deben tener un manejo trasparente de la información.

Este espacio de intercambio comercial de carácter público reúne a comerciantes, compradores y vendedores quienes, al intercambiar activos, crean un sistema abierto donde cualquier empresa o inversor puede participar y cuyo comportamiento está regulado por las decisiones de los participantes. Como resultado, los mercados financieros son enormes, esto les proporciona liquidez (hay muchas transacciones simultaneas), además, esto significa que siempre hay alguien dispuesto a comprar o vender.

La transparencia de los mercados financieros significa que en todo momento la información financiera resultante de las operaciones de compra y venta está disponible para todos los actores. Esto hace que el mercado sea competitivo y no pueda ser manipulado. Estas dos características son fundamentales para el funcionamiento de los mercados financieros.

¿Cómo funcionan los mercados financieros?

En los mercados financieros los precios de compra y venta de los activos se establecen en función de los cambios entre la oferta y la demanda. De esta manera, el comportamiento de los mercados financieros depende de las acciones y decisiones tanto de los compradores como de los vendedores, quienes actúan es función de sus percepciones sobre la rentabilidad de las compañías, bienes o activos que comercializan.

Así, una empresa solida con perspectivas de crecimiento puede acudir a los mercados financieros a vender sus acciones para recaudar efectivo para crecer, mientras que un inversionista puede comprar acciones o bonos que considera rentables para asegurarse ganancias a largo plazo.

Esta primera aproximación al concepto de mercado financiero nos da una idea de cómo funcionan los mercados. Sin embargo, para adentrarnos en el mundo de los mercados financieros, es necesario conocer con mayor detalle los tipos de mercados financieros, sus características y funciones.

Tipos de mercados financieros y sus características

Existen muchos tipos de mercados financieros y varias maneras de clasificarlos. Si consideramos los activos, bienes o productos negociados, los tipos de mercados financieros son:

Mercado de Capitales

El mercado de capitales se intercambian las acciones y los títulos de deuda a largo plazo, por lo general, los activos financieros negociados presentan un nivel de riesgo elevado y un vencimiento a medio o largo plazo. Las bolsas de valores son ejemplos de mercados de capitales. En el mercado de capitales los inversionistas compran acciones de las cuales obtienen rentabilidad, mientras que las empresas obtienen capital para crecer o invertir en nuevos proyectos de desarrollo.

Mercado de Divisas

El mercado de divisas, tambien conocido como FOREX (Foreign Exchange), es aquel en el que los agentes participantes realizan la conversión de una moneda a otra. Este es un mercado descentralizado, donde las transacciones se realizan de forma directa entre compradores y vendedores. Es decir, directamente entre personas, empresas y bancos centrales.

Mercado de Derivados

En el mercado de derivados las operaciones se llevan a cabo a través activos subyacentes conocidos como derivados. Entre los activos subyacentes encontramos las acciones, los índices bursátiles, las materias primas, las divisas, etc. Este mercado se caracteriza por tener instrumentos financieros para invertir basados en futuros movimientos en los precios de los activos subyacentes, así como instrumentos de cobertura.

Mercado Monetario

El mercado monetario es un conjunto de mercados al por mayor para el intercambio de dinero y otros activos financieros de corto plazo. A diferencia del mercado de capitales, este mercado se caracteriza por tener un riesgo reducido, debido a que el dinero se puede convertir en efectivo de manera inmediata. Ejemplos de mercado monetario son los mercados de crédito a corto plazo y los mercados de títulos.

Sin duda, todos estos tipos de mercados financieros contribuyen de diferentes maneras al dinamismo de la economía. Pero en conjunto, son el medio a través del cual los actores económicos, por sus propios intereses, dirigen eficientemente el flujo de ahorro e inversión en la economía facilitando que el capital se mueva e incrementando la producción de bienes y servicios. No en vano decimos que los mercados financieros mueven la economía.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*